24 enero, 2014

PONGAMOS A PRUEBA NUESTRA OBJETIVIDAD ECONÓMICA


Ante una crisis como la actual donde en Asturias se cierran empresas cada día se podría hacer lo siguiente:

a) Investigar el por qué se van las empresas y comparar nuestras políticas económicas con las de otros sitios dónde las empresas se quedan o son atraídas (entendiendo que hablamos del primer mundo).

.b) Hacer un diagnóstico riguroso y objetivo sobre qué es lo que estamos haciendo mal.
 Seguro que algo estamos haciendo mal o hay algo que no estamos haciendo.

c) Una vez detectado el problema, se ha de anunciar a toda la población los resultados de tal diagnóstico. Así mismo se harán saber las políticas económicas basadas con rigor objetivo que solucionarían el problema o al menos lo encarrilarían en otra dirección más positiva.

d) Luego, que la población decida qué hacer y a quién votar y qué propuestas van surgiendo de la gente. A partir de este análisis y propuestas científicas las cosas podrían suceder de la siguiente manera:

1.- Seguir como siempre, votando a los de siempre aún sabiendo que nos encaminamos al suicidio económico.

2.- Votar a aquellos que presenten un programa económico adecuado al análisis objetivo y a sus propuestas de cambio.

3.-Trabajar por una alternativa radical al capitalismo donde el Estado regule la producción y la distribución y la redistribución de tal manera que se genere riqueza e igualdad sin fin, y no se llegue jamás a los horrores del comunismo pasado.

Bueno, pues ¿qué les parece?

Los Relatos de Nesalem 

ESTE EXTRAÑO MUNDO

EL PARAISO PERDIDO


16 enero, 2014

COMENTANDO LA PELÍCULA "AUGUST:OSAGE COUNTY"

Comienza la película en una casa de rancho situada en las llanuras del norte de Oklahoma.
En ella nos encontramos con una pareja mayor. Él es Beverly Weston, un poeta un tanto cínico y alcohólico cansado desde hacía tiempo de tener que soportar a su mujer; y, ella es Violet Weston (Meryl Streep) quien padece cáncer de boca y es adicta a cantidad de calmantes y pastillas de todo tipo. Su
desaliñada aparición está marcada por un desquiciamiento perverso y cínico, mientras su marido le hace saber que ha contratado a una joven india, Johnna, para atenderla en la casa. Al poco tiempo sabemos que Beverly se suicida ahogado en un lago cercano y a partir de ahí la película se va desarrollando como un torbellino de conflictos familiares que rayan en la locura colectiva. La muerte y funeral de Beverly hace posible el reencuentro de las tres hijas de Violet y Beverly: Bárbara (Julia Roberts), Ivy y Karen. También aparece la hermana de Violet Mattie Fae con su marido Charlie Aiken y más tarde, con retraso, por haberse dormido, el hijo de ambos Little Charles; un hombre un tanto desastrado e inseguro con su vida. La aparición de Karen y su novio Steve es la de una pareja triunfante: coche deportivo imponente, y con un futuro prometedor. La llegada desde Colorado de Bárbara y su marido en funciones, Bill, con su deslenguada y tópica hija post-postmoderna, Jean; se produce con la normalidad de un matrimonio de clase media. En el trasfondo de todo este encuentro permanece como testigo silencioso la muchacha india contratada por Beverly para cuidar a Violet.

Un funeral típico americano conlleva la comida conmemorativa donde cada familia colabora con un plato cocinado previamente en sus casas. Y es ahí durante esa comida donde se va desarrollando la tragicomedia familiar de los Weston. Pero si para las familias típicas y tópicas americanas este tipo de encuentros sirve para fortalecer y reforzar el imaginario colectivo de la familia como núcleo de lazos afectivos y de lealtad consanguínea, en August: Osage County vamos a asistir a la descomposición de una apariencia que va mutando en dislocaciones morales imprevistas y fuertes conflictos de intereses emocionalmente explosivos. La idílica Casita de la Pradera de fuertes valores familiares cristianos que pervive en el inconsciente de la sociedad americana se muta en esta película en una casa de locos; en un drama desquiciado de una sociedad donde los escenarios familiares festivos parecen ser más un incordio insostenible que otra cosa. La sociedad postmoderna se va diluyendo en vínculos e intereses ocasionales que niegan cualquier centro o referencia de privilegio moral o afectivo, que no sea aquello que aparentemente nos sirva para sostener nuestra existencia presente.

La relación amorosa mantenida en secreto por Ivy y Little Charles por ser primos carnales, ha de revelarse una relación incestuosa al saberse que Mattie Fae había mantenido una relación en el pasado con Beverly, fruto de la cual es Little Charles. Ivy y Little Charles son entonces hermanastros y la relación se hace
imposible con todas las desastrosas consecuencias que acarrea a Ivy. El matrimonio de Bárbara y Bill no es tal ya que Bill ha empezado a acostarse con una alumna de la Universidad y en el presente ya están separados. La única razón de seguir juntos en este acontecimiento es la conveniencia y apariencia familiar. La pareja triunfante Karen-Steve no es más que una simulación de dicha y felicidad que la escena de Steve seduciendo a la niña Jean con marihuana y toqueteos, nos saca a relucir un personaje oportunista y totalmente amoral. Lo más llamativo de esta película es que Violet, con su fuerte carácter y su supuesto desquiciamiento es consciente de todos los secretos familiares que ella misma va revelando a lo largo de la comida conmemorativa de la muerte de Beverly. También ella tenía su secreto: ella pudo haber evitado el suicidio de Beverly y no lo evitó por la ventaja económica que ello iba a traer para ella.

Puedes también leer: 
 SI ALGÚN DÍA CRUZAS OKLAHOMA, JAMÁS OLVIDARÁS SUS LLANURAS
 http://nesalem-wwwrelatos.blogspot.com.es/

04 enero, 2014

MIDENA Y GENSANO DIALOGAN SOBRA LA NADA O ALGO (I)

Midena Nigrostal y Gensano Burtalero eran amigos desde hacia mucho tiempo. Hoy, al ver cerrado el Cafe Pimpone, pues comenzaron a pasear. Casi siempre hablaban de esos temas que sólo se pueden hablar con alguna gente; muy poca gente, y en ello se enfrescaban mientras paseaban.

Gensano Burtalero.- ¿Qué te pasa Midena?

 Midena Nigrostal.- Pienso que el universo no es más que un inmenso torbellino donde algunos humanos vivimos con la idea de que a pesar de todo todo ello ha de tener una clave trascendente; quizás todo ello ha de remitir a un modelo perfecto del que somos parte pero que por alguna razón algo ha ido mal y nos vemos instalados en ese torbellino tratando de encontrar sentido.

Gensano Burtalero.- Jobar, te has levantado con ánimos turbulentos amiga Midena. No es verdad que todos los humanos vivimos con la idea de que este universo ha de tener una clave trascendente; yo más bien diría que la mayoría de los humanos hoy día vivimos ya sin pensar en esas cosas. La mayoría aceptamos que la existencia es así, sin trascendencia alguna; o si ha de haber alguna, no nos han sido dadas las claves y por lo tanto pues vivimos según nos pida el cuerpo. A unos el cuerpo les pide ser razonables y equilibrados y a otros les pide ser irresponsables pero astutos; a otros les pide entregarse a los placeres sin tope; otros al trabajo; otros son medio santos y viven en su inopia particular o colectiva; otros viven la vida entregados a una causa; otros son oportunistas y tramposos; otros hipocritones; otros inocentes e inmaduros, otros eternos resentidos; otros psicopáticamente fríos y calculadores. Hay muchas modalidades de estar en el mundo y pocas de ellas son buenas de verdad por desgracia.

Midena Nigrostal.- Bueno, en realidad tienes razón de que somos una minoría hoy día los que pensamos que ha de haber unas claves para todo este aparente sin sentido. Yo sigo perteneciendo a esa minoría. Tienes razón que la gente hoy día ya prescinde de modelos trascendentes o metafísicos para vivir, aunque todavía persisten las ideológicas de hacer un mundo mejor según una ética de derechos humanos. Aun así, ya todo en la actualidad se rige por el paradigma de que estamos solos en el universo y nos las hemos de arreglar como sea para vivir y construir un mundo. También las religiones y las creencias se tienen que batir a la defensiva blindando la fe como sea y al precio que sea, pero sin ser capaces ya de dar razones absolutas e indiscutibles que garanticen la verdad para todos. Es decir: las religiones también se han relativizado y se adaptan como pueden para sobrevivir como tales. En realidad este ya es un mundo que acepta una cruda inmanencia dentro de un universo cerrado sobre sí mismo, sin posibilidad de escapatoria a otras dimensiones espirituales, externas, trascendentes.

Gensano Burtalero.- Efectivamente, amiga Midena, ese es el paradigma dominante. La ciencia y la filosofía se mueven ya en ese paradigma como beber un vaso de agua. Todos los conocimientos o prácticas humanas se mueven en esa dimensión inmanente o monista; pues aun las psicologías más profundas lo achacan todo a la mente, a fenómenos de la mente humana en última instancia. Religiones como el cristianismo o el Islam u otras viven en territorios que en realidad ya no les pertenecen. Es decir, están circunscritas y subordinadas a vivir sin poder dar una respuesta absolutamente válida a la pregunta sobre la fe o la revelación. Yo esto lo veo bien. Es vivir la cruda verdad de saber que no hay Verdad. Y si hay una Verdad es una verdad que no hemos tenido que inventar y aceptar como un axioma: derechos humanos, conocimiento científico, dogma religioso, ideología X o Z, etc. 
(continuará)

MIDENA Y GENSANO DIALOGAN SOBRA LA NADA O ALGO (II)


(Viene de arriba)
Midena Nigrostal.- Curioso que el mundo haya llegado a esa conclusión “nihilista” en su sentido profundo, pues si no hay más allá de lo que nuestra mente o sentidos puedan probar o proyectar, eso quiere decir que vivimos una apariencia que en realidad no es nada, pues una vez se apague la luz de la vida queda en nada. El substrato o trasfondo de todo es la nada. Curioso. Quizás haya sido necesario llegar a este extremo
donde todo lo existente queda supeditado a la nada como trasfondo. De la nada no se puede decir nada y el vivir en la nada como “esencia” no deja de ser la vida un arriesgado juego de vivir como nos pida el cuerpo hasta la muerte o la nada. Tienes razón en eso. Pero entonces sólo nos queda ser unos hipócritas o unos redomados cínicos o las dos cosas a la vez. No tiene sentido hacer un mundo mejor si ya todo es nada en su conclusión final. Es mentira decir que amamos a los demás salvo a aquellos a quienes más cerca tenemos por impulso egoísta. Simplemente no tiene sentido amar nada, pues en el fondo es todo un impulso guiado por una ilusión, o simple química cerebral. Un mundo así ha perdido su razón de ser. En realidad vale todo. Si somos un espectro que surge de la nada y vuelve a la nada ¿qué sentido tiene esto?

Gensano Burtalero.- Pues el sentido de vivir bajo el mejor pragmatismo posible, el sentido de vivir esta breve existencia lo más libres posibles de opresión; ser lo más felices posible en el mundo realmente existente, pues como no hay otro no nos queda más remedio que hacer de este el mejor mundo posible en función de mi libertad y mi libertad implica la libertad de todo el mundo. Es así de sencillo amiga Midena, no te devanes más los sesos. ¡Bienvenida al mundo de la nada! Hasta los más aparentemente beatos saben vivir a placer aquello que les pide el cuerpo. Se inventan dobles morales y aparentan como el mejor hipócrita. No hay nada malo en el cinismo consecuente.

Midena Nigrostal.- Pero ¿y si en lugar de la nada hay algo?

Gensano Burtalero.- Imposible de saber amiga Midena, nos veríamos obligados a proyectar un algo en la nada y ese algo siempre sería algo de nuestra propia cosecha. Proyecciones, interpretaciones infinitas sobre lo que nada sabemos en realidad.

Midena Nigrostal.- Inteligente respuesta. Pero la incógnita está ahí: en realidad no estamos absolutamente seguros de que sea la nada lo que nos envuelve o que haya algo. Y ahora te reboto esta interrogante con esta respuesta: no hay razón alguna para decir que vivimos en una nada. Siguiendo tu propio argumento, cuando hablamos de la nada en realidad hablamos de nuestra proyección sobre lo que no conocemos y le damos un nombre: la nada. Pero entonces queda la interrogante de si hay algo en lugar de nada y si hay algo tendría que preocuparnos cómo ese algo se podría relacionar con nosotros.

Gensano Burtalero.- Sí, me parece una buena reflexión, pero seguimos viviendo en una duda absoluta y para mí esa duda absoluta sería igual que vivir en una nada…. ¡Hum! Creo que no. Tendré que reflexionar más sobre eso que dices. Seguiremos hablando amiga Midena.