29 mayo, 2010

ÉTICA, MORAL Y ESTÉTICA

“No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti”, es una norma moral basada en el respeto recíproco entre personas y comunidades. Si yo enseño esa fórmula a alguien de mi comunidad la máxima se podría comprender como buena a nivel racional y práctica; pero otra cosa sería que esa norma adquiriera una aceptación afectiva capaz de inspirar un estímulo estético creativo a la hora de configurar la vida personal de esa persona. De no ser así, la norma mencionada acabaría siendo otra máxima externa que, en caso de no llegar a internalizarse como sentido común; ha, necesariamente, de imponerse coercitivamente para ser efectiva (que no afectiva).

Esa afectividad creativa es posible gracias a la imaginación, que es capaz de concebir la norma como una ley que emana de la estructura profunda de nuestro universo. No robar a un pobre jubilado de la enseñanza, reirse o abusar de un inocente, ser cruel con el prójimo aprovechando su debilidad; esto es digno de rechazo afectivo (odio) porque atenta contra la Razón Universal en primer lugar. El respeto a la dignidad y derecho a la libertad de las personas es la consecuencia de esta misma afectividad creativa: la ética, la moral hacen posible una estética de la experiencia, del vivir diario.

28 mayo, 2010

MISERIAS DE LA ENSEÑANZA

http://www.nodulo.org/ec/2010/n099p01.htm

A.-Es increible cómo los politicastros progres han minado la autoridad necesaria del profesor en los institutos.

B.- ¿Cómo?

A:- Pues a través de tres institucioncillas establecidas en los institutos para minar con efecto esa autoridad y crear desconfianza entre los mismos profes.

B.- Explícate.

A.- Una es la Tutoría, sagrada Tutoría. Otra es la Reclamación del alumno a su Nota. Y la última es la posibilidad de una Junta evaluativa de invalidar la nota de un profesor acogiéndose a criterios irracionales y ambiguos, tales como la “madurez” del alumno y cosas parecidas.

B.- Pero la Tutoría es buena, así los profesores contribuyen a orientar a los alumnos y a solucionar problemas con los otros profesores.

A.- Ahí está la trampa. La tutoría está para que los tutores se interfieran en la labor de otros profesores en representación de los alumnos de su tutoría ante los cuales ha de funcionar como “padre bueno” que “comprende” las cuitas de sus tutorandos y entonces se atreve en muchas ocasiones a interferirse en la pedagogía de otros compañeros sin pudor y con cierta prepotencia en algunos casos. Suerte que reina más el sentido común, pero la idea es romper ese sentido común a la larga. Hacer de la enseñanza un club de gente maja que se “ama” y se “comprende”. ¡Vaya mierda!

B.- ¿Entonces cómo se puede hacer esa labor?

A.- Pues la labor de tutoría es exclusivamente de cada profesor en su clase. Cada profesor es responsable de lo que hace en su clase y si hay que evaluar su labor o juzgar si lo hace bien o mal con sus alumnos, entonces ha de ser un inspector, una autoridad externa, quien haga esa labor de un modo objetivo. No otro profesor con su misma categoría y responsabilidad el cual no es nadie para juzgar.

B.- ¿Y la reclamación?

A.- Eso es una de las maneras más efectivas de poner al profesor a la altura del capricho del alumno. Con la reclamación se puede poner de rodillas al profesor amenazándole con trabajo extra de informes, papeleos, demostraciones de culpa o exculpa, etc.. Esto al alumno no le supone más que rellenar un impreso, pero al profesor le supone mucho, mucha estima, y mucha mierda gratuita. Pero es curiosos cómo los profes han entrado a trapo con estas miserias pedagógicas creadas para devaluar la enseñanza, para que el aprobado sea más fácil y muchos padres queden contentos.

B.- Y lo de la Junta de Evaluación.

A.- Es increíble ver en estas Juntas cómo la nota de profesores superprofesionales se les invalida gratuitamente para aprobar X asignatura donde al alumno hizo méritos de sobra para suspender por vago o bajo rendimiento demostrable y se humilla a dicho profesor negándole su autoridad sobre sus criterios y objetivos, para aprobar al "pobrecillo" a quien parece que le vamos arruinar su vida porque vuelva en septiembre con la signatura mejor preparada. ¡Es increíble!

B.- ¿Y en definitiva?

A.- Pues que la ideología y la política profesional hay que apartarla de la enseñanza porque lo único que esto produce es miseria educativa, degradación, pérdida de objetividad y racionalidad; pérdida de la necesaria AUTORIDAD que ha de tener vigencia en los institutos de enseñanza. La ideología progre ha funcionado como la mierda y suerte que está empezando a retroceder.

KIRSTANA SE HACE CALVINISTA

-Amigo Hnjutrs, decididamente he descubierto mi religión verdadera.
-¿Cómo? ¿No me digas? ¿Cuál es?
-Pues el calvinismo puro y duro.
-¿El calvinismo? ¡Glup! Te podrías explicar amiga Kirstana.
-Es muy fácil el calvinismo es el mito cristiano más exacto y matemático que existe.
-Me dejas grogui: ¿un mito religioso matemático?
-Sí, así es.
-Explícate.
-Verás el calvinismo se toma muy en serio la absoluta soberanía de Dios.
-¿Y?
-Pues no hay nada de lo que ocurra en este mundo que no sea por voluntad de Dios. No hay nada que sea externo a él, que quede fuera de su poder. Todo es suyo, todo lo que ocurre pues ocurre porque él quiere. Esta conversación, esta situación, todo: lo bueno, lo malo, absolutamente todo.
-¿Qué tiene esto que ver con las matemáticas?
-Estamos hablando de un absoluto. Dios lo habita todo. El mal es también obra suya. Tanto los terrores del nazismo como las obras buenas de las monjitas de la caridad han ocurrido por su santa Voluntad.
-Me asustas Kirstana.
-Dios es la única Voluntad libre y todo lo que ocurre ocurre por su libre albedrío y poder arbitrario.
-Un tirano absoluto.
-Puedes llamarlo así por ahora. Pero sigamos.
-Sí, sigamos. Turulato estoy.
-Dios hizo al mundo y al ser humano para cumplir sus únicos y exclusivos propósitos. El hombre es una criatura bajo su total disposición y control. El hombre carece de libre albedrío; tan solo hace y actúa como Dios le permite que sea. Sus cabreos, alegrías, miserias; ambiciones y pesadillas son obra de Dios el Supremo Soberano del Universo. Cualquier recoveco del cerebro humano, o cualquier pedo que se tire es obra divina. Nada está fuera de su Santo alcance.
-Procuraré tener esto en cuenta cuando me tire un pedo. Sigue. Se me está poniendo la carne de gallina.
-Pues ahora todo está claro.
-Transparente diría yo. Sigue, please.
-Está claro que desaparece el problema del mal. El mal tiene sentido visto de esta manera. El mal es diseño y designo de Dios como el Bien y la Justicia.
-Y todo esto ¿por qué y para qué, Kirstana.?
-Verás, amigo Hnjutrs, Dios ha creado este mundo para realizar su Obra. Quiere que el mundo sea así. Y la cosa se desarrolla de esta manera. Primero, crea el mundo, la vida y al hombre. Los hace inocentes, pero luego hace posible la Caída. El hombre ha de caer de su inocencia y esa caída implica su absoluta perversión. Todos los seres humanos somos perversos porque la Caída nos ha corrompido de modo absoluto.
-¡Buff! Empiezo a estar jodido. Realmente jodido. Sigue.
-Pues como todos somos absolutamente pecadores, o sea, desobedientes y rebeldes a Dios por su propia Voluntad y decreto; pues actuamos de esa forma: somos cabrones por naturaleza, no hay bien que pretendamos hacer que no lo hagamos por puro egoísmo; por puro deseo de satisfacción personal. Por eso Hitler y las monjitas de la caridad son iguales de perversos y cabrones ante Dios Soberano. Y todos, absolutamente todos, estamos condenados sin remedio. La Justicia de Dios no puede soportar el mal, no puede existir con el mal; así que el mal ha de ser destruido y castigado eternamente.
-¿Y las matemáticas? Dijiste que había exactitud matemática en el calvinismo.
-Sí. La desobediencia a Dios, o sea la Caida, significa rebelión absoluta contra Dios y tal rebelión necesita de retribución, de pago a través de un castigo proporcionado.
-Cómo, cómo … Sigue, estoy nervioso.
-Pues si la desobediencia es infinita, ya que ha sido contra Dios, el castigo de retribución ha de ser proporcional a la ofensa: o sea: infinito.
-Ya veo las matemáticas.
-Entonces para que la Redención del mal sea efectiva Dios mismo se ha de hacerse hombre sin dejar de ser Dios y así pagar la culpa infinita con castigo infinito. Sólo Dios puede realizar este acto de Redención y es por eso que Dios se encarna en Jesucristo.
-Y muere en la cruz para pagar la culpa infinita con ese castigo horriblemente infinito por tratarse de Dios. La humanidad queda justificada a ojos de Dios. ¿Es eso?
-Vas comprendiendo amigo Hnjutrs. Pero no es toda la humanidad la que se salva sino sólo los escogidos por Dios para ser salvos.
-¿Cómo?
-Sí, si fuera verdad que toda la humanidad está salvada entonces toda la humanidad creería en Él, pero eso no es cierto. La mayor parte de la humanidad no cree en Él, o cree en religiones de salvación por obras y voluntad humana de creer o no creer. O sea, la mayor parte de la humanidad, cristianos incluidos, creen en un dios limitado y condicionado por la voluntad humana. O sea, un diosecillo sin poder, impotente.
-De ahí el valor del Viagra. Perdón.
-Y esa es la señal de su perdición. Para ellos la obra de salvación no tiene efecto alguno y están condenados al fuego eterno. El castigo, recuerda, ha de ser también infinito.
-Me pongo enfermo. Si esto fuera real y no un mito yo me desintegro de terror. A todo esto ¿Quién se salva?
-Los escogidos. Sólo los escogidos por Él.
-Y ¿quiénes son los escogidos?
-Pues los que creen en Él. Los que saben que han sido llamados para ser salvos.
-Y ¿cómo lo saben?
-Pues es pura matemática amigo Hnjutrs.
-Vuelta a las matemáticas.
-Aquellos que saben que ya han sido justificados por el sacrificio de la cruz de Jesucristo y no dudan de su salvación porque la salvación no depende de ellos, no depende de sus obras o méritos; sino de la Expiación realizada por ellos; saben que tienen salvación eterna y nadie se la puede arrebatar porque la garantía es el mismo Dios.
-Ya veo.
-Entonces las matemáticas son exactas. Si crees que estás ya salvo, eternamente salvado para vida eterna por Gracia de Dios, no por tus méritos; entonces tú eres de los escogidos, de los llamados. Nadie puede destruir tu salvación.
-O sea, los que creen en eso que tú dices se salvan y los que no creen así de ese modo, se condenan. Y a veo por donde van los tiros. Pero ¿y sí uno de esos escogidos actúa como un canalla?
-No puede suceder. Los escogidos siguen siendo humanos y pecadores pero la gracia actúa en ellos y no pueden ser canallas. Si ves a alguien que actúa como un canalla y dice creer en este evangelio calvinista, entonces es que no está salvo. Sus obras muestran lo contrario y las obras son las señales externas de los que están salvados. Los calvinistas han de mostrar siempre sus buenas obras, su trabajo, su laboriosidad, su caridad basada en la creación de riqueza y progreso. La gracia produce buenos frutos y aunque Dios nos permita caer de vez en cuanto por alguna razón suya, siempre nos levanta para buenas acciones, para estar siempre activos hacia el mundo, hacia el exterior, hacia los demás.
-Dices “nos”. ¿Entonces te has hecho calvinista, mi buena amiga ?
-Sí, amigo Hnjutrs. Lo soy por la Gracia de Dios. Estoy segura de mi salvación. Ya nadie me puede arrebatar esta felicidad y esta gana de trabajar y crear que por gracia me es dada.
-¡Glup! ¿Qué puedo hacer yo para salvarme?
-Nada. Es Dios quien te tiene que llamar. La Gracia es gratuita y depende de Dios, no de ti.
-¡Jobar! ¡Por las barbas de Mahoma! ¡Estoy perdido! He de quemar en el infierno por toda una eternidad.
-Nunca sabes cuando Dios te puede llamar. Nadie sabe si ha de ser condenado. Es cosa de Dios y su Libre Albedrío.
-Amén.
-Amén.

23 mayo, 2010

AQUELLA TARDE

Aquella tarde fui en bicicleta por las afueras de la ciudad y llegué a una capilla medieval que estaba siendo restaurada. El verdor del paisaje y a la vista a las montañas lejanas creó en mí un efecto embriagador, casi mágico. El poder de la imaginación es inmenso en ciertas circunstancias, pero nunca hay que creer que los demás pueden o van a comprender tu imaginación. Mucha gente no posee ese don y si no lo posee toda experiencia que le cuentes le es indiferente o te puede ridiculizar de manera cruel. Otros poseen otros dones u otras cualidades. El don de recrearse en la imaginación no es para todo el mundo, pero todo el mundo posee esa posibilidad de imaginar cosas y de ser engañado por tales sugestiones si no se sabe anteponer la razón y el sentido común a las cosas. Pero no todo el mundo nace o se cría con la posibilidad de percibir o adaptar la razón y sentido común a su vida; y, entonces, son presa fácil de engaños o se estrellan duramente contra una realidad que sigue sus leyes inexorables. Cruelmente inexorables en muchos casos. La persona que vive la imaginación sin tener conciencia de las leyes de la realidad sufre. Sufre mucho. Pero la persona que vive apegada a una vida prosaica sin hacer uso de su imaginación acaba aburriéndose en su mediocridad, o queda demasiado atrapada, en los problemas diarios sin posibilidad de trascenderlos de alguna manera y eso también crea sufrimiento.

La imaginación tiene sus leyes y requiere de educación para encauzarla y darle forma. Un gran compositor no sería nada si no supiera dar forma a través del lenguaje y técnicas musicales, a través de práctica intensa; para así llegar a una obra de calidad compartida por otros. Lo mismo un gran pintor o escritor. Lo mismo una persona imaginativamente religiosa: ha de saber enfocar sus inquietudes míticas-místicas a través de un orden teológico y litúrgico. La imaginación suelta y a capricho sin posibilidad de ser encauzada y ordenada bien a través leyes y normas estéticas, o; en el caso de la persona religiosa, a través de una adecuada teología traducida en dogma; pero también compartiendo una liturgia que dé visualidad, concreción y escenificación a los misterios divinos. En cierta manera la religión ha de ser también un arte elaborado, cuidado y ordenado. De no ser así acaba en mero ritualismo o doctrina repetitiva, por un lado; o, en fantasías anárquicas sin fin por el otro. Equilibrio. Armonía. Proporción.

Aquella tarde en bicicleta bajo el efecto embriagador del paisaje y unas escenas bíblicas del Antiguo Testamento ensambladas de forma imaginativa hizo posible un cambio en la vida de aquel adolescente. Pero otra cosa sería la posibilidad de encauzar aquel cambio, de darle su debida expresión; de encontrar la gente adecuada que pudiera comprender. Eso ya fue más difícil, mucho más difícil. Ha habido gente en mi vida muy valiosa. Ha habido gente en su vida también perjudicial. No siempre se sabe escoger a la gente que a uno le conviene. No siempre se sabe escoger la iglesia que a uno le conviene. Pero hay momentos en que se puede saber qué ensamblajes nos favorecen y cuales no. A eso se llama madurez, y la madurez nos lleva a valorarnos de forma profunda y adecuada.

22 mayo, 2010

GBCAEERTYD

A: Lo has visto, Plloport?
B: Sí, está hecho un guiñapo el hombre.
A:El cáncer se lo come sin piedad.
B: Y pronto nos dejará.
A:Así es la vida.
B: Sí, así es.
A:Pero ¿te acuerdas hace años cuando Gbcaeertyd tenía aquella energía tan especial?
B: Sí, cuando nos contaba aquellas historias y cuando llevaba a su hijo Pernmop al cuello.
A:Y cuando su mujer y él venían con nosotros de montaña y luego cantábamos a la vuelta.
B: Sí, me acuerdo de todo y entonces Gbcaeertyd era mucho más joven y fuerte y todo era vida y gana de vivir.
A:Y cuando íbamos a la Sociedad Cultural de Jnbsgui y allí él proponía cosas y a veces nos daba charlas sobre mirmecología o sobre cosmología.
B: Y yo me acuerdo aquella tarde tan esplendida de mayo que nos llevó a las colinas en las afueras de la ciudad y vimos hormigueros y luego por la noche preparamos una sesión de observación de estrellas con aquel telescopio tan bueno que tenía.
A: Sí, claro que me acuerdo. Fuimos con nuestras familias y los niños y pasamos un día fabuloso.
B: La vida es triste.
A.Sí, lo es.
B:Ahora Gbcaeertyd se muere y está en huesos. Totalmente irreconocible.
A:Es triste. No quiero recordarlo de esa manera.
B: Tiene que haber una razón.
A:No, no hay razón alguna. Es así.
B: Pues yo insisto en creer en una razón poderosa y final.
A:Allá tú

17 mayo, 2010

HA MUERTO RONNIE JAMES DIO

Noticia: http://www.rafabasa.com/noticia9083.html

—Ha muerto Dio.
—¿Quién era Dio?
—Un cantante heavy que había sido vocalista de Black Sabbath y luego tenía su propio grupo Dio y Heaven and Hell.
—Pero esa música es horrible. Parece que están torturando cocodrilos.
—Pues, para mí el heavy significó un encuentro con algo diferente, una estética gótica-romántica- legendaria-siniestra. Un mundo nuevo. Una estética aventurada en mundos escondidos.
—¡Eres la hostia! Cuando te metes con la teología, luego vagabundeas por la literatura, miras hacia la ciencia, indagas en la historia, te gusta el rock, tienes la música clásica en el coche todo el tiempo y hasta te metes con la economía. Y ahora me dices que ¡¡¡te gusta el Heavy!!! Mi no entender. Esa música chatarrota, histriónica…
—No, intenta escuchar a Iron Maiden o a ManOwar, o a Black Sabbath y verás que hay algo, hay una dimensión extraña que quiere expresarse y brotar.
—Bah! Yo me quedé en The Beatles. Los Rolling ya son algo heavy para mí. Pero en realidad no sigo la música actual y apenas oigo nada.
—Pues a lo que iba: murió Ronnie James Dio y le echo de menos.
—Bueno. Allá tú.

16 mayo, 2010

LOS CENTROS Y EXTREMOS DEL ESPECTRO

—¿Y el mal? amigo Rtsbhuop. ¿Cómo ubicas el mal en todo esto que hemos venido hablando?

—El mal es todo aquello que no se ajusta o se escapa a las razones universales. Cuando la vida está desviada, o se ha salido de sus cauces naturales; o se desarrolla ciega o indiferente o incluso conscientemente rebelde a esa razón universal o Dios; entonces el mal toma el mando de todas las esferas de la vida y todo empieza a tomar visos de locura. Locura blanda, fantasía vana, racionalidad desmesurada, apegos ilusorios que nos llevan a frustraciones complicadas; resentimientos que se van acumulando, fanatismos. O locuras serias, duras, fijaciones destructivas; paranoias, drogas apaciguadoras, sectas cerradas; carácter peligrosamente desequilibrado. El mal actúa desde el momento que se pierden las coordenadas razonables de la vida.

—Bien, bien; pero ¿qué es el mal?, ¿es carencia de Razón o de Dios y fruto de la ignorancia o de un desvío, pero sin entidad física o metafísica? o por el contrario ¿es una entidad metafísica en primer lugar, una conciencia o ser que influye y tiene poder sobre los acontecimientos? ¿Qué piensas?, ¿qué dices a eso?

—Pues el hecho de que sea posible esa desviación, ese desencaje, esa pérdida de dirección; da que pensar que el mal es algo que ya está en nosotros. Es otro potencial que anida en nuestros propios tejidos biológicos y en nuestra conciencia. Que nosotros seamos capaces de concebir y ejercer el mal; que podamos desviarnos tan fácil de los caminos razonables y vivir desencajados y al vivir desencajados ya estamos perpetuando el mal, haciendo sufrir a alguien o a nosotros mismos en primer lugar; eso quiere decir que el mal es una realidad que ya nos habita desde el principio. El universo ya ha nacido o ya está siempre presente con esa posibilidad. Entonces el mal tiene origen antes de, o es algo ya, externo a nosotros que busca ejercer su función o desarrollar su potencia independiente y en oposición a las estructuras racionales del universo, a las cuales se opone con furia y sutileza al mismo tiempo.

—Fuerza destructiva. En ocasiones aparentemente constructiva pero destructiva en sus propósitos. Ocurre con muchos movimientos sociales o contraculturales que luego acaban por no tener un anclaje o ensamblaje racional y se pierden en mundos totalmente de ficción, de ensueño tan irracional que se diluye en confusión y pérdida del sentido de la realidad. O los fascismos y microfascismos de la vida diaria. Los delirios totalitarios o la más pura anarquía con sus caprichos de niños compulsivos. Yo a veces, amigo Rtsbhuop, pienso en el ser humano como un espectro que va desde las fijaciones fascistas-comunistas más extremas hasta el anarquismo más perversamente infantil. Pero por suerte, la mayoría de las personas nos movemos en las partes medias del espectro; de alguna manera somos capaces de restablecer un equilibrio y vivir dentro de coordenadas mínimamente destructivas o menos destructivas, o en positivo: más constructivas que destructivas. Las sociedades mantienen cierta estabilidad gracias a esa posibilidad, pero cuando se pierde ese equilibrio entramos en una espiral peligrosa de inestabilidad…

—Me gusta tu metáfora del espectro. Es muy ilustrativa de lo que estoy diciendo. Lo cual centra un poco mejor este tema del mal. Hay también una ley natural establecida en nuestro tejido biológico que nos hace ser intuitivamente conscientes también de lo que está mal, del daño que hacemos. Matar y robar y engañar son valores universales. Lo son aquí, en Oriente y en Occidente. Pero lo hacemos aun siendo conscientes de que está mal. Es decir: somos capaces en toda ocasión de evaluar el bien y el mal, aunque cuanto más nos movemos en la esfera del mal lo acabamos practicando como algo normal. El mal tiene su atractivo y es por eso que se mueve mejor en las dimensiones irracionales, inconscientes; las dimensiones míticas-imaginativas. Se opone al bien como si la Razón Universal profunda fuera una prisión, una rigidez aburrida, una experiencia gris de la vida; y, entonces el mal aparece como elemento desestabilizador, como invitación a un vivir más alegre y fantástico. Pero eso no es más que un espejismo, una vida vivida en función de unas leyes objetivas en la dimensión económica-política, mítico-imaginativa, o moral es una vida segura de sí misma. Una vida con sentido real. Una vida que merece ser luchada por que ya está trascendida. Permanecer en las zonas de equilibrio de tu espectro es necesario y siempre con tendencia a un a un mayor centro posible. Un centro de mayor trascendencia objetiva.

—Pero nos estamos alejando de la pregunta inicial. ¿Es el mal algo consciente de sí mismo, una inteligencia o conciencia que tiene sus propios propósitos en el universo o por lo contrario, no es ser sino carencia de , ignorancia de, desvío del bien, de la Razón, de Dios?

—Amigo Njkvsch, fíjate que nada escapa al dualismo. El budismo zen que pretende ser absolutamente inmanente necesita del satori o nirvana como contraposición o contrapunto de la conciencia no iluminada. El panteísmo de Spinoza que requiere un estado de razón ética que supere de alguna manera el vivir bajo el empuje de las emociones, pues ya está en lucha, en contraposición dualista. Y no sigo con Hegel o con otros derivados. Tu espectro está presente en toda filosofía o ideología o en la pretendida ausencia de ellas. Entonces, si el dualismo es inevitable e ineludible: mal y bien son dos reinos diferentes y contrapuestos. Podrían ser dos seres absolutamente opuestos tipo maniqueísmo, o, dos modalidades de ser dentro del mismo Dios o Razón profunda del universo. Sea uno u otro, yo creo que el mal tiene entidad propia y metafísica cuya razón u origen se nos escapa. Es nuestro deber de una manera u otra ser conscientes de ello y dirigir nuestra vida en la dirección correcta. Para ello tenemos discernimiento, luz que nos ilumina en la dirección correcta.

—Creo que ya es tarde para mí. Dejemos esto ahí. Muy interesante. El próximo día seguiremos. He tomado nota de esta conversación. Hay que seguir reflexionando.

15 mayo, 2010

EVIL AGAIN

¿Por qué existe el mal?
La leyenda de Satán quizás tenga algo de razón. Expresión mítica de algún acontecimiento cósmico trágico y perverso.
Quizás el mal surja de la misma estructura profunda de la razón. De Diós.
Algo tuvo que ser expulsado de alguna esencia. Algo maligno surgió en el mismo corazón de la Razón, de Dios.
Algo tuvo que ser expulsado y la Razón reestablecida.

Pero lo expulsado actúa como un aborto deforme deseoso de venganza, de odio infinito a la Razón, a la Justicia, a Dios mismo.

El mal es contra esencia en el universo.
Consciente, inteligente, deforme; vengativo.

Algo ocurrió en la Eterna Inocencia
Un terrible desequilibrio.
Un influjo cósmico de dimensiones remotas.

El mal cada vez más remoto en sus orígenes.

El mal no es un defecto. Es algo más perverso.
El mal no es ignorancia. Es algo más cruel y vengativo.
El mal no es un poder o unas estructuras. Es algo más insidiosos que ya habita tales estructuras y tal poder.

El mal no es blanco y negro.
Se mezcla con lo blanco y lo negro. Se amasa, se mezcla, se confunde.
¡Vieja Alimaña¡ Viscosa, ponzoñosa, vestida como Luz Belle con patas peludonas..

EL MAL . EVIL , MY FRIEND

El mal es algo metafísico. Hay el Mal como agente, como sustancia, como esencia destructora: maligna, sádica, hijoputesca.

De odio a la nobleza, de odio a la transparencia, de odio infinito a la razón.

El mal. Retorcido. Perverso. Venenoso. Ponzoñoso.

El mal no es la ausencia de bien. Es otra cosa con conciencia, con inteligencia, con saña, con rabia, con deseo de venganza infinita.

El mal no es la ignorancia. Es otra cosa. Es algo más inteligentemente sutil, gamberro….
El mal es algo serio.

14 mayo, 2010

ÉRASE UNA VEZ UNA CUEVA

—¿Dónde vives?
—Ahí
—¿Ahí?
—Sí, ahí.
—Pero eso no es una casa.
—Ya lo sé. Pero vivo ahí.
—Pero eso parece más una cueva rara.
—Bueno, es que después de esta entrada hay una casa donde vivimos.
—¡Qué raro!
—Sí, la entrada es fea pero dentro vivimos como una casa normal.
—No me digas.
—Bueno, tengo que entrar en casa.
—¿Puedo entrar un poco?
—Oye, es que vamos a comer y me da no sé qué entres en la cocina sin haber avisado.
—Un poco.
—Bueno. Un poco.
—¡Jobar! Parece que huele a caballo o a macho.
—Sí, es que ahí hay una cuadra y hay una mula. A veces dos.
—Oye, esto está muy oscuro. El suelo es de tierra. Vaya rara que es tu casa.
—Bueno, ya te dije que la casa, casa, está al final de este túnel.
—¡He! ¿No es aquello una rata?
—Sí, alguna hay. ¿No querrás seguir verdad?
—¡Jobar! Y ¿eso es el váter?
—Sí, está un poco oscuro pero se caga normal, te lo aseguro.
—¿Y eso qué es?
—Es un pasillo que da al cielo.
—¿Vuestra casa está abierta a la intemperie?
—Oye, ¿por qué no te vas? ¿No es tarde para ti?
—Pero ¿y tu casa?
—Déjalo. No importa. Otro día te la enseño. Oye, que tengo que comer y…
—¿No es esa tu madre? Hola señora, venía con Hbsgfart para acompañarlo.
——Hola, Hbsgfart tiene que comer ahora. Pasa a la cocina nenín.
—¿Es esa la cocina?
——Sí, esta es la cocina. ¿Quieres quedarte a comer?
—No, creo que me voy. ¿Me acompañas Hbsgfart?
—Sí, ven. Era por ahí. Pero podemos salir por estas escaleras que dan a una terraza y a la caseta del carnicero Bvscklp que es donde hace los chorizos y los ahuma.
—¡Jobar! ¡Qué extraña es tu casa¡
—Sí, algo.
—Adiós.
—Adios.

LAS CASI IMPOSIBLES LEYES UNIVERSALES

—Si es verdad que el mercado actúa como una ley objetiva de tipo newtoniano, entonces las consecuencias que se derivan son importantes. Si las leyes de intercambio de la oferta y la demanda condicionan la riqueza o la miseria de las naciones, entonces muchos son los castillos de aire que tienen que caer o disolverse en el terreno de la política. La política o se convierte en un terreno de especialistas, capaces de aproximarse a la perfección del mercado en función de las riquezas y complejidades culturales de cada nación. Gente que sabe calcular, que sabe optimizar las posibilidades reales de un país. Los políticos habrían de ser tecnócratas al margen de milongas ideológicas o lealtades de partidos.

—¿Quiere decir, amigo Rtsbhuop, que esos tecnócratas nos tendrían que dictar lo que tenemos que comprar o cómo invertir o cómo vivir? Entonces no estamos hablando de liberalismo clásico donde la suma de los egoísmos individuales y sus elecciones hacen posible el estímulo económico, sin necesidad de nadie que administre la vida social o civil, ya que el mecanismo regulador es el mismo mercado que actúa como una ley objetiva tendente al auto equilibrio. Usted parece que niega esa posibilidad de libertad del liberalismo clásico.

—No, el mercado en relación con la sociedad civil sería tal como usted dice, amigo Njkvsch; pero el mercado no dicta lo que está bien o lo que está mal en los comportamientos humanos. El mercado fija los precios de intercambio, los beneficios y ganancias o las pérdidas a que conlleva el fracaso. Las ideas acertadas que venden obtienen así su éxito, las ideas o hábitos que no responden a las necesidades de las personas, o resultan más costosas con igual servicio o disponibilidad, fracasan. Nadie debe de interferirse en este libre juego de intercambio. Pero en otra conversación en el Café Pobhstyv, hablábamos de la dimensión mítico-imaginativa y la necesidad de encontrar leyes objetivas que regulen y discriminen lo que es maligno de todo aquello que significa libertad de creación. No precisamente de lo Bueno y lo Malo como entidades metafísicas absolutas, sino delimitar lo maligno, lo destructivo, de forma objetiva y tan demostrable como X+Y= Z y luego todo lo demás, todo el campo infinito de posibilidades creativas dejarlo abierto.

—Sí, es cierto que hablabas de eso en la anterior conversación, y, de hecho yo me quedé un tanto pensativo al no ver la forma en que esas dos dimensiones se pudieran conjugar. Veo que tu ya has pensado en ello.

—Sí. No se puede vivir en un mundo donde todo es relativo y lo mismo da uno que otro pues todo depende de puntos de vista y de lo que nos pida el cuerpo. No. Eso es la perdición de cualquier sociedad; es la fase previa de su disolución y su futura barbarie. Es el campo abonado de fascismos y de totalitarismos criminales. Hay leyes objetivas que regulan los aspectos fundamentales de nuestra vida, tiene que haberlas amigo Njkvsch. Este universo es profundamente racional en su estructura. Ha de serlo y nosotros hemos de tener la estructura cerebral o mental para comprender a ciertos niveles esa estructura racional. No es mala la idea del Antiguo Testamento o Tanak de proveer al pueblo de Israel y por extensión a la humanidad un código moral y social como referente. Si sabe que ese código objetivo es fiable y es absoluto, la vida encuentra razón para actuar, para vivir, para fijar modos correctos de conducta. Los profetas tenían razón cuando se desgañitaban y desesperaban con el pueblo de Israel que no era capaz de seguir la Torá. Y la Ley sigue siendo el tema del Nuevo Testamento, pero no quiero entrar ahí ahora.

—Sí, porque si entramos ahí tenemos materia de discusión para rato. Dejémoslo para otro momento lo de Pablo y la Ley. Sigue, me parece interesante lo que dices aunque improbable que llegues a demostrar objetivamente: tanto racionalmente como empíricamente, la posibilidad de tal referente. La filosofía parece haber dicho todo sobre el asunto y todo sigue entre Heráclito y Parménides. ¡Manda narices! Tienes ahí a Kant en el medio, pero Kant es inevitablemente agnóstico. Mala suerte.

—Cierto y quizás me esté guiando por una intuición, una fuerte intuición de que este universo posee una estructura profunda racional. De no ser así nada se sustentaría de la forma que lo hace. Nada daría lugar a pensar en una realidad que nos sustenta y en la cual podemos actuar. La idea de Dios es muy necesaria. Dios como ese espacio de Inteligencia, ese centro de Justicia y Transparencia. Otros podrían hablar de Razón en sí. Quizás otros de entes inteligentes que no somos capaces ni tan siquiera de concebir desde nuestra perspectiva mental humana, pero yo me inclino por la idea de Dios. Y Dios no puede dejar a su universo a la deriva. Ha de haber leyes objetivas en las dimensiones en que nos movemos: leyes físicas, leyes económicas, leyes morales, éticas y estéticas. Y eso no significa opresión como creían los románticos como William Blake y su dios Urizen: frío y calculador. No. Eso sería la condición de nuestra libertad, de unas reglas de juego claras, pero que al mismo tiempo permitirían el máximo de creatividad. Tan solo la delimitación de lo maligno, del mal. No destruirle, cosa imposible, sino delimitarle.

—Nos olvidamos de los tecnócratas del principio.

—Sí, ahora está algo más claro. Estos políticos, necesariamente tecnócratas, se encargarían de la investigación, aplicación y garantía de esas leyes objetivas en todos esos campos de los que hablamos: el mercado, las leyes físicas newtonianas (hasta el momento necesarias), las leyes morales y estéticas. Toda jurisprudencia ha de emanar de un referente objetivo y trascendente. Toda conducta ha de tener ese referente por derecho. Son derechos para ser libres. Derechos y obligaciones son las dos caras de la misma moneda. He ahí la libertad. He ahí la posibilidad de mentes con las ideas claras.
Los tecnócratas nos marcarían las pautas, como los científicos nos abren los caminos a un mayor conocimiento del universo físico. Luego cada cual sería libre de obedecer o rebelarse, pero sabiendo lo que implica tanto la obediencia irracional como la rebelión sin sentido. Y por ahora lo dejo ahí.

—Bueno. No está mal. No está mal. Si te parece podemos seguir hablando el próximo jueves. ¿Quedamos en el Café Pobhstyv? Hay muchos cabos que atar, muchos flecos por recortar.

—Sí. Vale. Joder, vaya rollo que he soltado. He ahí la calle que ahora hay que caminar. He ahí la confusión moral de la calle. He ahí la confusión económica y política, pero mi paseo será tranquilo.

13 mayo, 2010

ECONOMÍA REAL, ECONOMÍA FICCIÓN

A Zapatero algunos no lo votamos porque era un hombre de gasto público que nunca hablaba de crear empresas o favorecer la inversión encaminada a la creación de puestos de trabajo; o aspirar a un nuevo tipo de empresariado preparado, competitivo y competente en el mundo real. Zapatero no hablaba de esas cosas porque representaba a una población que se embelesa con el gasto social, con el estado nivelador de desigualdades e injusticias; el Estado que todo lo cura; y, entonces el empresario capitalista es malo por definición, porque el capitalismo es perverso también por definición. El problema de quienes ven la vida así es que nunca nos hablan, o prefieren no hablar; o, si lo hablan, les resulta muy engorroso decirlo; es decir: ¿de dónde sale el dinero? ¿de dónde sale la riqueza? ¿quién produce lo que el mercado demanda y cómo se produce? ¿cómo está nuestra economía real, no la ficticia o ideológica? ¿es el mercado algo objetivo que está ahí como mecanismo regulador ineludible de toda economía en última instancia, o es producto de nuestra imaginación, y; por lo tanto podemos ignorarlo o representárnoslo como a nosotros nos dé la gana, o, a capricho de nuestra ideología u oportunismo político con el objeto de seguir captando votos o tajada lucrativa como sea? La pregunta hay que hacérsela porque si el mercado es algo ineludible al modo de una ley física newtoniana, toda nuestra buena voluntad, todas nuestras promesas de acabar con la injusticia y las desigualdades podrían quedarse en meros espejismos, en meras sensibilidades vacías de contenido; o, lo que es peor, en pura demagogia. Si nuestra ambivalencia moral hacia el mercado capitalista nos va a llevar a mayor paro, a menos inversiones para la creación de puestos de trabajo, a menos investigación, a menos innovaciones y riesgos con vistas al futuro; a más picaresca y poltrona acomodaticia; entonces; o cambiamos nuestra óptica, o nos quedamos en un país de tercera división que acepta la mediocridad como algo natural e idiosincrásico. ¡Que inventen ellos! Como decía Unamuno.

Sí, por lo contrario, no hay tal mercado como realidad objetiva que pueda condicionar nuestra política, nuestra economía y forma de vida; entonces expliquemos a la gente cómo se puede crear y distribuir riqueza al margen de las leyes de la oferta y la demanda que rigen este planeta ¿Qué subterfugios productivos alternativos existen para llegar a ser una nación ejemplar en el desarrollo humano al margen del frío y abstracto mercado capitalista? ¿Existe la posibilidad de “humanizar” el mercado capitalista sin tener en cuenta su juego ineludiblemente competitivo? De ser así ¿cómo? Desde el poder que dirige el presidente Zapatero se nos ha estado vendiendo la moto de cantidad de proyectos alternativos que se piensan llevar a cabo, cantidad de ayudas al Tercer Mundo, cantidad de subvenciones que motivan infinidad de chiringuitos políticos, burocráticos y empresariales, de ministerios hermosos, y cosas bonitas que para nada parecen contar con la economía real; pero que sí gozan de una representación imaginativa dentro de una economía ficción capaz de embelesarnos, de hacernos pretenciosamente más “buenos”, de incluso vivir como si los recursos del Estado surgieran de algún reino sobrenatural que nunca se agota y siempre están dispuestos a remediar nuestros males. Otros países avanzados son mucho más conscientes de las bondades y limitaciones del Estado y en caso de crisis cuentan con estructuras económicas y sociales más flexibles, más capaces de aliviar la situación con cierto realismo y sin derivar en dramatismos sociales. Una economía como la española sigue viviendo más en la ficción y en el prejuicio lo cual es un lastre importante para salir de cualquier crisis.

http://www.lne.es/gijon/2010/05/17/economia-real-economia-ficcionbr/916273.html

11 mayo, 2010

LA CASI IMPOSIBLE OBJETIVIDAD

―El terreno mítico-imaginativo es amplio y los racionalistas que desprecian esta dimensión imaginativa, como algo inservible, algo que pertenece más al campo de la superstición o lo emocional; están descuidando una dimensión fundamental que hace posible que las personas funcionen, tengan esperanzas, crean en Dios, disfruten del arte, se preocupen de la política y de los cambios sociales como algo digno, etc.

―Vuelves a la carga Rtsbhuop, te veo venir y traes munición. Dispara.

―Venga tío, déjate de hacer el bobo. El territorio mítico-imaginativo que se escapa a lo empíricamente demostrable e incluso a lo lógicamente posible, es, sin embargo un territorio al que hay que poner algún orden, darle algún sentido o ensamblaje, para que sea productivo en todos los sentidos. Pero es un territorio peligroso. Es la dimensión de la irracionalidad que se puede manipular, que se puede encauzar, que si se logra ensamblar como masa, o como desquicie paranoico-esquizoide; se convierte en un peligro destructivo de tipo fascista, en horrores revolucionarios, en crueldades sin cuartel. Pero también en tramas envenenadas de la vida cotidiana donde se destruye de forma sibilina, se hace sufrir de modo refinado.

―¡Jadalpito! Me dejas turulato con tanta trama salvaje o maquiavélica. Sigue, sigue..

―Es por ello que hay que buscar formas objetivas en el terreno mítico-imaginativo que sirva de referencia. Un marco objetivo donde podamos contrastar lo maligno de lo correcto. Que podamos decir: ¡he tú! ten cuidado, mira por dónde vas, serás todo lo libre que quieras pero eso que dices o expresas es jodidamente maligno; es dañino y destructivo. Ese Dios es terrible y es una idea desquiciada ¿Te podrías imaginar otra cosa menos horrorosa? Es que corres el peligro de joderte la vida y joderla a los demás. Y cosas por el estilo.

―Interesante, pero casi imposible eso de descubrir objetividad en esa dimensión-

―Pero de lograrlo las aplicaciones serían importantes para la ética y la moral, para el arte en general. No se trataría de constreñir a nadie, no sería lo políticamente correcto porque lo políticamente correcto obedece al terreno de las ideologías y las ideologías son parte de lo imaginativo. Pura tautología. Pero sí que podríamos ver y discernir de un modo objetivo los límites de lo destructivo, de lo maligno.

―¡Truenos de Mahoma! Menuda tarea te espera.

―Para eso me jubilo, para entretenerme con estas cosas.

POLÍTICA Y MERCADO

―La política no tiene referentes metafísicamente objetivos. Y si es así toda política no es más que acuerdos y consensos dentro de una relación de fuerzas.

―¡Cojona! ¿Qué me estás diciendo Rtsbhuop? ¿Qué palabras más raras usas?

―No me seas analfabeto Njkvsch. Ya tienes suficientes años de escuela como para saber algo más que 2+2=4. Y ahí voy, que en la política no hay un referente objetivo como es el 2+2=4, y por eso la política es liante, es sucia; es barriobajera, o puede ser también heroica y valiente. Pero es todo un juego de intereses subjetivos de grupos, de partidos, de lobbies, de privilegios o de carencia de ellos.

―Creo que sí te entiendo y ya comprendo a dónde vas.

―Me alegro. Hablo contigo porque sé que eres inteligente y no vas con la bayoneta puesta como hace la mayoría de la gente que no razona. Te colocan siempre la bayoneta. Sobretodo los creyentes de ideologías.

―Conozco esa gente, Rtsbhuop. También sé de qué me hablas.

―Entonces es un campo abierto a la imaginación, a la invención , al malabarismo dialéctico. No es un acampo científico, ni de leyes objetivas a las que podamos recurrir para decir: Fulano o Mengano, sois unos mentirosos y unos canallas. Eso que decís no es X+Y=X, es pura invención vuestra para sacar votos, para manipular al populacho vil. Pero en política no existe esa posibilidad y entonces nos movemos en ese campo imaginativo-emotivo.

―Sí, te sigo, te sigo y me gusta. Esa idea se me ha venido muchas veces a la cabeza, pero tu lo estás explicando muy bien.

―Gracias. Tómate otro sorbo de café que se te está enfriando.

―¡¡Srrrrubbbb!! ¡¡Srubbbbb!! ¡Qué bueno está este café¡

―Por eso la política es el terreno apropiado para los piratas, los maniobreros, los listos, los de carácter frío. Esta gente disfruta la política, les gusta el poder por el poder. Eso no quiere decir que haya gente con otra forma de ver las cosas y que van con cierta coherencia moral. Pero también es el terreno de los teóricos, de los intelectuales e intelectualoides que elaboran doctrinas, teorías, utopías, etc..

―Sí, cierto: Lenin, Goebbels, Gramsci, Marx, Proudon, etc. Modas políticas: ecologismo, feminismo, tradicionalismo, etc.

―Pero hay algo que ahora me empiezo a dar cuenta.

―¿Como qué?.

―Pues que sí hay una objetividad en el terreno del intercambio económico. Es decir: el mercado podría ser algo objetivo. Podría existir de hecho una objetividad de mercado. Oferta demanda y toda la relación que se pueda crear en esta ecuación de intercambio. Si eso es así tendré que reconsiderar lecturas sobre los clásicos de la economía: Adam Smith, Von Mises, Keynes, Marx, etc. Si el mercado es un referente objetivo entonces la política ya está puesta entre paréntesis. ¿Qué es la política en relación con la objetividad del mercado? He ahí la cuestión: el mercado capitalista ha desarrollado un potencial tremendo de producción y creatividad, pero también genera la clase parásita que busca sacra el mayor provecho de esa productividad y beneficio. Esos son los políticos. O también los que te proveen de dinero con intereses; o sea, te hacen creer que puedes comprar mucho sin darte cuenta que te estás endeudando, que no eres dueño de tu dinero ni de tu vida.

―Interesante, pero no eres el primero que oigo hablar así.

―Ya, ya lo sé. Soy un……?

―Puñetero NEOLIBERAL, ¡¡un LACAYO DEL CAPITALISMO SALVAJE!!!

10 mayo, 2010

ABRAXAS

Hemos caído en este planeta y hemos quedado atrapados.
Hemos de buscar la salida. Hemos de salir de la pesadilla.

Hay salida por algún camino perdido del universo.
Por alguna grieta.
A través de la profunda nostalgia que nos lleva más allá de la infancia.
A través de la eterna visión de inocencia.

Estamos de paso.
Nunca hemos pertenecido a este planeta.
Nunca.
Y nunca doblegaremos la rodilla a Seklas.

09 mayo, 2010

EL TREN HA DE LLEGAR ALGÚN DÍA

―Hay que coger el tren.
―Pero esto es una estación abandonada. No hay trenes que crucen esta tundra tan inhóspita.
―Hace frío y este no es el sitio donde quiero morir. Cogeremos el tren.
―Pero ¿qué tren?
―Hace años pasaba por aquí un tren. Era chiquillo y por aquí pasaba un tren.
―Pero era cuando las minas de Lkncvj todavía existían y los trenes iban de un lado para otro. Ahora no hay minas ni trenes y esta es la tundra de Klbasfg: el sitio más inhóspito de Lopstr.
―Dime una cosa.
―Sí, ¿qué quieres que te diga?
―¿Cómo hemos llegado a esta tundra?
―Sí, ¿cómo? Tu sabrás.
―Creo que no.
―Yo tampoco puedo recordar nada.
―¿Quién eres?
―No lo sé. ¿Y tú?
―Tengo miedo.
―Yo también.
―¡Ahí viene el tren!
―No, no lo cojas. ¡Huye! ¡Vuelve a tu mundo! ¡Despierta!!
―No te oigo. El ruido es ensordecedor. No te oigo.
―SHUUUUSHHHHHHHHHH

―¡Tayup!
―Sí, Markay
―Es hora de ir a trabajar.
―Sí, un minuto.

NADA ESTÁ COMPLETAMENTE APAGADO

―¿Qué hacemos corriendo por estos parajes tan insólitos?
―Sí, eso; qué hacemos por estas fábricas abandonadas o medio abandonadas.
¿Por qué hemos llegado aquí?
―Todo empezó porque tú querías ver la zona Gfsnkl de la Ciudad.
―Sí, yo te decía que la zona Gfsnkl de la Ciudad era un sitio insólito.
―Pero, ¿nadie te había dicho lo que había?
―No, dicen que nadie se atreve a entrar porque te puedes perder con facilidad.
―¿Y eso lo dices ahora? Qué graciosa.
―Bueno, quería un poco de aventura. Hoy es mi cumpleaños.
―¡Rayos tibetanos! Mira esos altos hornos. Parece que están medio apagados.
―Es desconcertante. No parecen estar completamente apagados. Hay algo encendido. Hay algo dentro de ellos.
―Tengo algo de miedo.
―Bueno, a lo hecho pecho. Ahora ya es de noche y hay que seguir buscando una salida.
―Sí, es tu cumpleaños. Pero no dices los años que cumples. Eso pasa todos los años.
―Soy una bruja. ¡Haaaajjjj! Soy la bruja piruja y tengo 1000 años. Ji, ji.
―¡Jodalpito! Esos hornos me están intrigando. Hay una luz mortecina que sale dentro de ellos.
―¡Anda ya! ¿Sabes que yo también tengo miedo?
―Por qué. Hoy es tu misterioso cumpleaños. Jo, jo.
―Porque esos altos hornos deberían estar más apagados que la imaginación de mi tatarabuela.
―Mira, ¿quiénes son esos seres que caminan de lado?
―¿Y esos enanos que van atados con cadenas?
―Es hora de irse.
―Sí, pero ¿a dónde?
―Tengo miedo.
―Yo también.
―Silencio.
―Sí, silencio.
―¡Ahhhggg! ¡¡¡Quítame esa mano viscosa!!!
―Nooo. ¡¡No soy yo!! Agghhh! ¿De quién es este tentáculo?
―¡¡¡Ahhhggg!!!
―¡¡¡Ahhggggg!!

PASCUA

―Tenemos que ir a casa la abuela a cenar la Pascua.
―Sí, allí van a estar todos los primos.
―Y las tías y los tíos.
―El cordero va a saber a gloria. ¡Qué rico sabía el año pasado!
―Pero este año no estará el tío Abraham.
―Ya, qué pena.
―¿Sabes por qué se tuvo que ir?
―Algo oí pero no entiendo lo que pasó.
―Creo que su mujer lo engañaba.
―¡Qué güeva¡
―Sí, era una perra.
―El pobre estará sólo allá en la tierra de los Gbhyurts.
―Sí, al principio. Luego encontrará a otra mujer que le sea fiel.
―Bueno, a las 8 tenemos que estar en casa de la abuela Roxa-Ario.
―Sí.
―Allá estarán todos para comer el cordero de Pascua.
―Sí.
―Y nos lo pasaremos bien.
―Sí.

ELLOS NO MIENTEN

―Te aseguro que es aquí donde nos han de recoger.
―¿Estás seguro?
―Pues claro. Ellos nunca mienten.
―¡Jobar¡ Trscopw. No sé si creerte. ¿No estarás alucinando?
―Mira, Bghsartox; si no me crees te puedes volver por donde has venido.
―Ya, después de subir toda la montaña, ahora quieres que vuelva al pueblo. Ni hablar.
―Pues calla la boca y espera.
―¡Cago en tal! Hace frío y se está haciendo de noche.
―Que te calles, ¡rayos y centellas!
―Tu fuiste quien dijiste que los alienígenas nos venían a buscar aquí.
―Y tengo razón. Hace muchos años que se comunican conmigo y hoy es el día.
―¿Qué día?
―El día en que nos han de recoger para llevarnos lejos, muy lejos y ver maravillas.
―Trscopw, allá abajo las cosas van mal; pero quién sabe lo que nos puede pasar allá arriba.
―¡Qué te calles! Todos sois iguales, no creéis en nada. Pierdo la paciencia contigo.
―Trscopw, ¿qué es esa luz?
―¿Qué luz?
―¡Eso!
―¡Joder!
―¡Glup!
―¡Glap!
―ZZZZZZZZZZZZ
―XXXXXXXXXXX

HAMBURGUESAS Y PATATAS

―Esta hamburguesa está muy buena.
―Y estas patatas fritas entran muy bien
―Me quedan 15 minutos para volver a clase.
―El Departamento de Inglés te queda ahí al lado.
―Sí, pero tengo que revisar un trabajo que he de entregar hoy.
―¿Sobre?
―Sobre Blake.
―¡Cachis! ¿Te gusta Blake?
―Sí, me gusta esa imaginación mítica tan desbordante de William Blake.
―A mí un poco. Pero me temo que no tanto como a ti.
―Esos mundos que se crea, esos dioses; esa visión romántica…
―Sí, pero la vida siempre es otra cosa. Es todo muy prosaico.
―Pero hay que soñar de vez en cuando y viajar con la mente.
―Sí, no cabe duda. Acábate la hamburguesa que te queda poco tiempo.
―Y tú las patatas.

UN DÍA DE SOL

―Jhnbxzlp y Anamila están esperando por nosotros
―Sí, ¡vaya día! El cielo está despejado y hace un sol radiante.
―Acuérdate que hemos quedado con ellos para ir al concierto de Los Bhutsdf
―Sí, creo que es a las doce del mediodía en el Thsdvart Garden.
―Joer, ¡¡vaya día!!
―Ya llaman. Están llamando al timbre. Les voy a mandar subir.
―Joer, ¡qué día! Me voy a poner los pantalones cortos y el niqui azul.
―Los Bhutsdf son el mejor grupo de rock del momento. Lo vamos a pasar pipa.
―Oye, estás muy guapa.
―¡Anda ya! A ti el sol te pone cachondo.
―Bueno, me parece que ahí suben. Creo que también nos juntaremos con Hgbdt y Sabatysg y toda la panda de Knmcvbst.
―Estupendo. ¡Vaya día!
―Ya están aquí Jhnbxzlp y Anamila
―¡Pues vámonos!

BOBADAS AMIGO MOKLSGTC

―¿Crees en Dios Moklsgtc?
―Qué sé yo Vghxmlp
―Y si hay algo por ahí que sea inteligente y nos pida cuentas algún día.
―Quizás haya algo Vghxmlp, pero es todo muy difícil de entender.
―Bueno, podría haberlo y nosotros no estamos haciendo mucho caso de ese Dios, amigo Moklsgtc.
―¿Caso a qué?
―A sus leyes y mandamientos que a lo mejor están en algún libro sagrado.
―Y ¿cuál es ese libro? Hay muchos libros y muchos sacerdotes diferentes.
―Sí, tienes razón. Es todo un lío. Estoy hecho un lío.
―¡Bah! Bobadas amigo Moklsgtc.
―Oye, uno a veces piensa cuando está en la cama de noche y todo está tan callado.
―Tu lo que necesitas es una mujer, Moklsgtc.
―No, eso sería complicarse la vida más de la cuenta.
―Pues no dejes que la cabeza se te vaya por esos rincones nocturnos a altas horas de la madrugada. Tómate una pastilla para dormir.
―Sí, podría hacerlo, ¿pero y si Dios existe y no le estamos haciendo caso? Esta vida es todo un misterio. Es todo muy raro.
―No te compliques la cabeza con esas cosas. Las cosas son así porque sí. Acaba tu cerveza y vámonos. Hay que empezar a trabajar.
―Sí, ya es la hora. Hay que trabajar.

PANZA DE BURRA

.―Está el día gris.
.―Sí, ya llevamos un mes de mayo con panza de burra.
.―Pero además está frío y la humedad es insoportable
.―Sí, así es.
.―Hay que salir y caminar
.―Sí, creo que sí. Si quedamos en casa nos aburriremos.
.―Hay que llevar el paraguas y el chubasquero.
.―Y un jersey. Hace frío húmedo.
.―¿Cuánto tiempo seguiremos así?
.―Aquí en la región de Hjkbnxcsr ya sabes que no hay primavera ni verano. Es todo un invierno suave, gris y húmedo.
.―¿Cómo podéis vivir así día tras día?
.―A todo te acostumbras
.―No me digas
.―Bueno, nos amargamos de lo lindo esperando por el verano que nunca llega.
.―Eso ya suena más realista.
.―Olvida el tiempo y vamos a dar una vuelta bien tapados y cubiertos.
.―Sí, vale. Menos mal que dentro de una semana me voy a las regiones soleadas del oeste.
.―Qué suerte
.―Sí, donde el sol sale todos los días y la tierra es fértil y a lo lejos se ve el desierto con los cielos transparentes.
.―Estupendo
.―Ya lo creo. Esta región de Hjkbnxcsr es muy verde pero siempre está medio nublada. Si sigo aquí me entristeceré de manera crónica.
.―Es posible

GHTS

―¿De dónde viene esa música Bhjvsrw?
―No escucho ninguna música Ghts
―No me digas que yo sólo estoy escuchando tal música
―Pues sí.
―No entiendo. Es como si la música viniera de dentro de casa.
―¿Qué casa Ghts?
―La casa. ¡Casa!
―Te olvidas dónde estamos, Ghts.
―¿Dónde estamos? Bhjvsrw?
―No te lo quiero repetir. Sabes de sobra dónde estamos.
―Qué música más preciosa. ¿Quién puede hacer música de tanta calidad?
―Estás como una cabra Ghts.
―¿No ves la calle solitaria del pueblo, Bhjvsrw?
―No veo nada, solo veo este patio tan inmundo y solo palpo frío y humedad.
―Pues yo veo la calle solitaria del pueblo y allí está Mottiana, tan guapa ella. Viene de frente y parece que me quiere hablar.
―Ghts, no debes de perder la esperanza. Aguanta hasta que vengan a liberarnos.
―Me habla, me habla y dice que si quiero ir con ella a tomar café al Klopbsrtaq. La música sigue Bhjvsrw. Estoy a gusto. Muy a gusto.
―No te duermas Ghts, no te duermas. Aguanta amigo mío aguanta. Pronto vendrán a liberarnos.―

BARBARIANS // BÁRBAROS

―¿Quiénes son esos que se arrastran como culebras y lagartos en ese valle tan profundo, amigo Wolsfgtam?
―Son europeos de la zona euro, mi general
―Me habías hablado de los europeos, pero no sabía que tuvieran la dignidad tan baja. ¿Dónde están sus dioses para que les levanten la moral?
―Mi general, los europeos no adoran ningún dios, son sin-dioses. Ellos dicen que sólo creen en ellos-mismos.
―¿Y sus familias y clanes; y sus reyes y generales? ¿Tanto orgullo han perdido? ¿Puede un pueblo llegar a ser tan miserable y llegar tan bajo?
―Señor, no tienen familias. Muchos viven solos, otros cohabitan con gente de su mismo sexo; muchas mujeres y hombres no tienen vinculación ninguna con clan o familia. Los niños pertenecen a un poder muy fuerte que llaman Estado. Creo que ese es lo más cercano que tienen a un dios, Señor. Es ese Estado quien los educa y los lleva a ser ellos-mismos.
―¿Ellos-mismos? ¿Qué es ser ellos-mismos? No entiendo querido Wolsgtam.
―Sí, ellos dicen que ellos solo pueden creer en lo que ven y en lo que son y lo que ven y lo que son, son ellos-mismos, mi general.
―No me enredes amigo Wolsgy. ¿No me digas que esas piltrafas humanas que se arrastran tan fofos y afeminados, con sus mujeres tan machorras; creen en sí mismos? Esto es para reírse, amigo. No creo que merezca la pena presentarles batalla alguna. Las aves carroñeras ya tienen bastante con ellos. ¡Vámonos, Wolsgtam! Alejémonos de tan desagradable visión.
―Sí, mi general.

08 mayo, 2010

LA ESPAÑA DEL CREYENTE

El creyente me dijo que la verdad era España. Que España era la nación católica escogida por Dios para establecer su reino en este mundo. Yo me quedé un tanto sorprendido, pero las ideas son las ideas; y la imaginación es poderosa. El creyente me siguió explicando que la solución a los problemas del mundo pasa por restablecer en primer lugar la legalidad borbónica en España; es decir, en lugar de Juan Carlos I, el trono lo habrá que entregar a su primo Sixto de Borbón. La restauración de la línea dinástica será cosa de poco tiempo. Dios intervendrá en su momento para que en España una minoría de valientes logre reconquistar el poder usurpado y así una vez restablecida la monarquía auténtica, la democracia liberal-masónica será tumbada sin contemplaciones.

El creyente siguió: La legal monarquía de Sixto I restaurará el poder temporal y espiritual que legítimamente le corresponde a la Santa Madre Iglesia Católica y Romana. Se anularán todos los partidos políticos y el Rey será la voz ejecutiva, legislativa y judicial bajo consejo de las Cortes Españolas y sus procuradores reales por él elegidos. Pronto se restablecerá el orden moral y se anularán todas las aberraciones y herejías instaladas en nuestra Patria por el liberalismo ateo. Se dará un tiempo prudencial para que estas gentes abandonen el suelo patrio y luego se aplicará la pena de muerte con rigor a todo hereje y liberal-ateo. Se establecerá la familia indisoluble católica como núcleo de nuestra España, también los municipios y los sindicatos. Todo separatismo será pasado por las armas.

Entusiasmado el creyente continuó. Entonces una vez que nuestra Patria haya sido regenerada y fortalecida en sus fuentes católicas y monárquicas, comenzará la Reconquista de nuestro sacro Imperio usurpado por los falsos independentistas masones ayudados por las potencias ateas y republicanas protestantes. Todas las penurias de estas nuestras provincias americanas se deben a la degeneración política y moral que sufren a manos de poderes espurios. la vuelta a la Madre Patria y a la Santa Doctrina Católica restablecerá la paz y la estabilidad que tanto necesitan estas provincias. No hablemos de Filipinas y las islas del Pacífico. Tampoco del segregacionismo en nuestros Países Bajos. Una vez restauradas los Vicereinados y sus Enocmendadores Generales, todo volverá al orden natural de estas provincias temporalmente usurpadas. Una vez recuperado el Imperio España tendrá el Mundo como campo de conquista para Dios, su Iglesia, y, su Rey.

El creyente dejó de hablar y echó un sorbo de café. Se veía que era un hombre feliz y satisfecho de la vida. Ya era de noche y yo me fui con las manos en los bolsillos a mi casa. Tenía hambre.

07 mayo, 2010

LOS BÁRBAROS KLNCMJSDH

Los bárbaros vinieron cuando menos lo esperábamos. Venían de los desiertos de Klncmjsdh y cortaban cabezas sin piedad. Nuestra civilización apenas puso resistencia. Estábamos demasiado gordos, bebíamos más de la cuenta y nuestras orgías no tenían fin. Un día nuestros administradores estatales desaparecieron como por arte de magia y nos dimos cuenta tarde de que habían vendido nuestras naciones a los bárbaros de Klncmjsdh. A cambio ahora eran los comisarios políticos de los invasores y pronto nos hicieron comprender nuestra angustiosa vulnerabilidad. Corríamos medio desnudos y fofos bajo los alfanjes y las metralletas de los aventureros de Klncmjsdh. De pronto nos dimos cuenta que sólo éramos kilos de inútil carnaza, puñeteros sacos de grasa, incapaces de tirar una piedra.

Estábamos educados para la PAZ y no sabíamos odiar nada porque odiar era violencia y la violencia la teníamos absolutamente prohibida.

Tan sólo sabíamos amar y quisimos recibir a nuestros invasores con besitos y abrazos dialogantes, pero la sangre corría sin fin cuando rebanaban nuestros cuellos.

Cuando los bárbaros Klncmjsdh acabaron por dominarnos, todos nos hicimos seguidores incondicionales de su vengativo y cruel dios Knchsgsf. Nuestros antiguos administradores estatales ahora portaban látigos con los cuales nos humillaban sin cesar ante las nuevas autoridades bárbaras.

LOS MAESTROS DE LA ORDEN DE JHBDGRTOLPOER

En aquella escuela nos enseñaban a obedecer ciegamente a los maestros de la orden de Jhbdgrtolpoer. Estos maestros vestían largas túnicas de color azul y hablaban con una voz sonora como aguas de torrentes o manantiales. Antes de comenzar las clases nos llevaban al Gran Templo donde recitábamos las promesas al Gran Dios Klnx. Pero este era un dios que respondía llenando nuestra conciencia de LUZ, de una potente LUZ que nos hacía sentir una fuerza y poder REAL. Y el Templo, el Gran Templo, se transformaba en paisajes de selva virgen o estepas semidesérticas o la misma tundra gélida, para luego disfrutar de paisajes tropicales de mujeres desnudas y peces de mil colores. la ceremonia acababa en una visión que abarcaba el universo en su infinitud. Los maestros de la orden de Jhbdgrtolpoer sabían bien lo que era buscar a Dios.

Luego íbamos a las aulas. Allí nos enseñaban la sabiduría del planeta Hnnhcgdft a través de signos telepáticos. las sensaciones del conocimiento nos hacían expandir la conciencia y el aula se tornaba una infinita perfección ideal. Éramos capaces de visualizar LA RAZÓN DEL COSMOS y su sublime perfección, pero en ese momento nos desprendíamos de toda vinculación emotiva, estética o emocional con LA RAZÓN y podíamos ver y palpar la pura objetividad, la pura transparencia, la absoluta perfección como algo absolutamente externo a nosotros.

Los maestros nos enseñaban la VERDAD OBJETIVA por unas horas que parecían segundos, mejor dicho pura abstracción de tiempo y espacio.

Cuando salíamos de la escuela de los maestros de Jhbdgrtolpoer, sabíamos que el universo poseía leyes objetivas que NOSOTROS podíamos descifrar, comprender y VISUALIZAR!

Todo hasta que algo empezó a ir mal, muy mal…

ELLOS

Había muerto. Estaba seguro que ya había muerto y ahora sólo era un fantasma apático traspasando la realidad como un suspiro. Era consciente de las cosas, de las calles, de las montañas, de los ríos; del mar, pero no sentía nada. Veía a las personas, a los familiares, a los gatos, a la gente por los pueblos, por los caminos, por las carreteras; en sus casas viviendo y habitando y copulando y comiendo y cagando. Algunos veían la televisión y otros leían libros, pero muchos vivían a base de pastillas o de vanas esperanzas o de largos paseos en solitario. Y yo no sentía nada. Era inocuo, incoloro e insípido. No sentía nada. Nada. Frío como el hielo. Totalmente neutralizado. No existía el tiempo para mí y por lo tanto todo estaba siempre presente. No sentía anhelo ni esperanza. Nada. Tan solo reflejaba como un espejo de acero una realidad a la que era absolutamente ajeno pero que por alguna razón había de “ver”.

Todo hasta que un día sentí que me llamaban. La voz se acercaba cada vez más y más y entonces me di cuenta que tenía frío, mucho frío, un frió horroroso; una sensación de haber sido absolutamente abandonado por la vida y quería algo caliente; pronto algo caliente; por favor,¡¡¡¡algo caliente rápido!!!!

Me dieron a beber un vaso de leche caliente y allí estaban ELLOS.

Pronto fui habituándome a mi cuerpo que pedía más calor y ELLOS seguían dándome leche caliente.

Resucitado a la vida ahora me ahogo en Dios, quiero Dios, más Dios, mucho Dios y una eternidad de calor.

ELLOS me han acogido en su mundo y ahora sé quién soy.

LA VIEJA FÁBRICA

Fui a la vieja fábrica. Quería visitarla antes de que la derruyeran los bulldozers. Y allí estaba vacía y siniestra. Me asomé por un ventanuco con los cristales rotos y vi el taller donde había trabajado tanto tiempo. Aquellas paredes y aquel suelo parecía que iban a durar una eternidad. Mis jefes y compañeros jamás habrían de envejecer más allá de lo que el sentido normal dictaba. No entendía de economías ni de las contingencias políticas: la realidad estaba allí para estar y permanecer para siempre. Además yo no trabajaba por dinero y no asociaba para nada mi trabajo con ganancia o ahorro. La paga la daba en casa y los cinco duros que me daban desaparecían el mismo domingo con un bocata de anchoas y una entrada al cine. Aquello era así como lo había sido la escuela y la familia y ahora lo era la fábrica con sus horarios, sus ciclos y estaciones que durarían toda una eternidad.

Pero ahora esa fábrica estaba a punto de caer. Varios de sus jefes hacía tiempo que habían muerto. La vida había dado muchas vueltas y los cambios habían sido dramáticos. Yo ahora vivía como las ratas en los derruidos barrios de Klsdgtsudft. Me arrastraba como un lagarto porque mis extremidades se habían ablandado en extremo y no sostenían mi cuerpo. Vestía ropas raídas y malolientes y en la endiablada ciudad no dejaba nunca de llover y hacer frío. Siempre lloviendo y haciendo frío y mi casa era una vieja alcantarilla donde vivíamos hacinados cuerpos enfermizos y mutilados.

Habían ocurrido muchas cosas que ninguna filosofía me había logrado explicar. Había viajado demasiado y vivido con muchas mujeres de muchos países. Había sido Gran Sacerdote de una religión sublime que adoraba las Ideas.

Pero luego vino la descomposición cuando los horrores del Círculo Polar decidieron abandonar la gelided de su existencia para tomar forma material y absorbernos la sangre y el alma a los humanos.

Ahora veo la vieja fábrica derruida y a punto de ser aplastada. La fábrica donde se habían formado mis sólidos valores de realidad incombustible. Los jefes que eran jefes y habían de ser obedecidos. Los padres que eran padres y habían de ser respetados. El dios que era DIOS y habría de ser obedecido y adorado.

Yo, Imghsvcfwqep de Klsdgtsudft. os he hablado en mis años de pordiosera decadencia bajo los nocivos efectos de un mundo que se resquebraja bajo las tribus asesinas de los Bxzcslncj.

CUANDO LAS COSAS VAN BIEN

Ayer las clases bien. En este instituto clásico y grande nadie se entromete en la vida de nadie, y por ser el instituto tan grande no te alcanza la mano del pedagogo antipático. Entonces todas mis clases van bien, mis alumnos me respetan y a nadie se le ocurre decirme que hay que "hablar" y "dialogar" y "negociar". A ningún alumno se le ocurre ni por lo más remoto amenazar con denunciarme a Jefatura como ocurría en otros institutos corruptos.

Hacía mucho que no enseñaba así. Enseño con tranquilidad, las cosas me salen bien; doy de mí todo lo que puedo y más; la profesión de ha vuelto realmente creativa. Noto una sana empatía con los chavales y yo les puedo decir cosas de mi experiencia en la vida, mis viajes, etc. En este instituo neutralizan al sinvergüenza rápido mandándolo para casa por unos días. El bien que hacen a los demás es inmenso.

En los institutos corruptos es al revés, se desviven para "salvar" a los cuatro sinvergüenzas; les permiten que saboteen la clase porque no se atreven a tomar medidas y lo justifican a base de "comprensión" que es puro veneno.

Puede haber algún profesor "redentorista de la Humanidad" de esos que ven la enseñanza como campo de acción política antisistema; pero pasan desapercibidos, no tienen eco. Su peligrosa demagogia no llega a trastocar el orden de las aulas dando cancha a los alumnos para que desarmen a sus represivos profes y cosas de esas. Eso ocurre en los institutos corruptos.

Mi jubilación está a la puerta. Y estoy saliendo bien profesionalmente gracias a este instituto "elitista", "deshumanizado", de "alumnos privilegiados de la clase media" (los hay obreros también: se equivocan). Envidia cochina.

VANO INTENTO

Un anónimo me manda esta reflexión:

¡Vaya! Veo que ha vuelto a las noticias y a la política, de las que tan amargamente se despedía en su escrito del 22 de abril. Veo que ha vuelto a interesarse por los conflictos del mundo, a informarse y reflexionar sobre sus causas y su posible evolución... Vano intento, si me permite decirlo. Cada uno sabe sus motivaciones, pero yo, atrevidamente, me permitiría aconsejarle volver a su escepticismo amargo del 22 de abril. Nada sacamos de preocuparnos, créame, ni de adquirir conocimento sobre, ni de reflexionar ni debatir. Ni el conflicto se va a solucionar mejor por nuestra intervención, ni nuestra vida va a mejorar ni un ápice por entenderlo y analizarlo, y ni siquiera nuestras amistades nos van a reconocer la agudeza del analisis ni la originalidad del punto de vista. Porque ellos tienen también su opinión, que es para ellos la mejor.

El conflicto es la esencia de la humanidad. Desde que comenzó el registro histórico, ha habido miles, quizá millones, de conflictos amargos, difíciles, crueles, irresolubles, todos importantísimos en su momento para los que los vivían, pero que han quedado en nada, y hasta se ha perdido su memoria. ¿Cuantos conflictos no habrá habido en la misma Grécia en tiempos del Imperio Romano? Con los campesinos, navegantes, clases dirigentes... MILES Y MILES. ¿Y en las innúmeras repúblicas de la Italia Renacentista? Odios, luchas, muertes... Incontables. Millones de conflictos. ¿Y los que hay hoy en día? Miles. La esencia del hombre es el conflicto, ya sea social, económico, familiar, laboral; y nada ganamos con intentar entender, analizar, para solucionarlos, para ser buenos. Es una tarea de locos; mil años viviríamos y no podríamos solucionar ni el conflicto personal más pequeño. Y si alguno, en nuestra locura insensata, llegamos a solucionar, veinte más vendrán a reemplazarlo.

Por eso, veo más humano, más apetecible, el apartarse del mundanal ruido y dedicarse a andar solitario por rudos y empinados senderos de montaña; a estudiar profundamente las matemáticas puras, esa bellísima ciencia, con papel y lápiz, y preocuparse de sus interesantísimos problemas; a pintar bellos cuadros de paisajes verdes y cantábricos, u ocres y mediterráneos; a leer filosofía pura, buena literatura, a los clásicos, por ejemplo: las amenísimas "Vidas Paralelas", de Plutarco; a cultivar un pequeño huerto: patatas, guisantes, coles, habas, alubias, zanahorias, alcachofas, coles de Bruselas, lechugas, cebollas... Volver al palote y la azada de Cieres, poniendo en ello toda la ilusión y todas las ganas que poníamos en aquellos años, y viendo salir el sol cada día detrás de aquellos montes, y las semillas germinar en la tierra. Regar en verano, con las acequias procedentes del arroyo. Y en invierno, cuando la nieve cubre campos y montes, encerrarse al amor de la cocina de carbón a resolver complicadas ecuaciones diferenciales, con ilusión y con fe. Tener esperanza en que las tribulaciones humanas, ni tampoco la melancolía, ni las enfermedades, NI LA MUERTE, no lograrán localizarnos en nuestro refugio. No hay otra vida posible, créame. Todo lo demás es vana ilusión, vano enervamiento y sufrimiento estéril.

05 mayo, 2010

ENSAMBLAJES DE LA ENSEÑANZA

Los mejores ensamblajes que viví en el mundo de la enseñanza fueron aquellos donde nadie pretendía cambiar el mundo, donde nadie pretendía salvar a los estudiantes del capitalismo malo; donde nadie se arrogaba el papel de redentor pedagógico. Esos ensamblajes se producían cuando tenía compañeros preocupados por enseñar su asignatura lo mejor posible, sin tratar de imponer ideas de ningún signo a nadie; sin ir de justicieros por la vida inmiscuyéndose en la labor de otros compañeros por creerse en posesión de la verdad pedagógica o social. O, peor todavía, los cínicos manipuladores profesionales que utilizando las ideologías o discursos progres de moda (que en el fondo se pasaban por el forro), lograban instalarse en la mejor poltrona posible.

Cuando los ensamblajes estaban formados por gente individualista, preocupada por sus clases; sensata a la hora de juzgar y de juzgarse a sí mismos; humildes en cuanto a pretensiones justicieras para cambiar la humanidad, entonces el clima del instituto era sano, los directivos respetaban tu libertad e individualidad; y, todos nos respetábamos mutuamente.

Desconfíe uno cuando vea en los institutos demasiados posters sobre la pobre África, o de indios sudamericanos viviendo en la miseria; o, de palestinos tirando piedras contra los soldados israelíes. O de mujeres idealizadas bajo el manto del victimismo ideológico. Desconfíe usted si no ve en un instituto fotos de inventores, de políticos occidentales prominentes, de personajes de la historia importantes, de premios nobel en ciencias y medicina. Desconfíe porque entonces se dará cuenta que en ese instituto hay más interés en politizar que en enseñar.

KADUKO KONTINENTE

¿Qué tiene que ver Grecia con Alemania? ¿Qué tiene que ver Alemania con España y Portugal? Nada. Son culturas muy diferentes que no pueden caminar juntos. Son maneras muy diferentes de entender la política, el trabajo, la organización, la disciplina, etc… Entiendo que los alemanes se empiecen a resentir con la idea de Europa. Esa idea de Europa es una entelequia que no puede funcionar.

Es fruto de ese idealismo buenarrón que hace tiempo se instaló en el Kaduko Kontinente, y como toda filosofía buenarrona, se enfrenta a la dura realidad. Grecia no está dispuesta a ningún sacrificio que no sea más corrupción. Y, si hay una revuelta popular, será para instalar a los más demagogos de turno. España posee demasiada cultura de informalidad, corrupción y picaresca; para poder ofrecer confianza seria. No somos un país seriamente capitalista. Somos capitalistas a medias y con mala conciencia. Preferimos la mediocridad permanente a tener que arriesgar en serio.

03 mayo, 2010

RELIGÍÓN E IMAGINACIÓN

Nuestra idea de Dios, nuestra experiencia de Dios nos viene dada por el poder de la imaginación. De la misma manera que podemos crear ficciones y obras de arte y mundos fantásticos y recrear el mundo de una y mil maneras; también podemos crear y recrear a Dios a nuestra manera y semejanza. Pero la realidad sigue ahí en pie y la realidad física, histórica y social requiere el uso de la razón, sentido común y una buena dosis de honradez. Cuando hablamos de realidad hemos de recurrir al discurso científico, al análisis crítico, a los datos empíricos. Una imaginación desligada de la realidad conduce a la locura, a lo neurosis, a los delirios interpretativos; a la cerrazón fundamentalista. La imaginación ha de tener su propio lenguaje, sus propias reglas estéticas; su adecuado tratamiento teológico si hablamos de Dios. La imaginación al vuelo sin formas de expresión equilibradas, ordenadas y trabajadas es el mejor camino a la locura; quizás producto de la misma locura o neurosis. La religión, como una expresión más de la imaginación, necesita del tratamiento adecuado en su doble dimensión: la histórica y la imaginativa. La dimensión histórica ha de estar en manos de la razón y los métodos críticos adecuados. La dimensión imaginativa no sólo ha de estar tratada con disciplina teológica; sino también con todas aquellas normas estéticas que nos permitan expresarla de manera tanto plástica como literaria.